Vive bajo amenaza, luego de que juez liberó a su agresor en Veracruz

Las noches son de “terror” para la integrante de la Cooperativa de Mujeres Productoras de Queso de Cabra en Acajete, Veracruz, Mónica N, debido a que Jorge N el hombre que intentó asesinarla mientras ella dormía quedó en libertad por órdenes del Juez de Control y Procedimientos Penales del Distrito Judicial de Xalapa, Gregorio Noriega Nolazco, y ahora “cómodamente desde su casa” acosa con mensajes de amenazas a la víctima, señalaron las integrantes de la Colectiva Sobrevivientes de Feminicidio.

Desde la Colectiva, las mujeres afirmaron que Mónica N está en un alto riesgo con la negativa de las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE) y del Poder Judicial de Veracruz de concederle medidas de protección, lo que ha generado en la víctima daños a su salud al tratar de no quedarse dormidos para hacer guardias nocturnas en respuesta al miedo de que Jorge N regrese a hacerles daño una vez más.

Durante la semana pasada las mujeres de la Colectiva se manifestaron en la Ciudad de México y acudieron al Senado de la República para dar aviso que en Veracruz, los jueces dejan en libertad a los agresores de mujeres, pese a que esto las ponga en un riesgo de vida o muerte.

Además de Mónica N, hay otra mujer joven que fue baleada por su esposo hace dos semanas en Xalapa, de la cual omitieron su nombre para resguardarla, dado que el juez de control de Pacho Viejo, también dejó en libertad al agresor, explicaron.

“En menos de dos semanas tuvimos el lamentable caso de una chica que ahora se tuvo que cambiar de domicilio, resguardarse porque su vida está en peligro, ¿por qué? Porque dejaron libre al agresor, aunque la baleó, lo dejaron libre, porque el juez determina que no es peligroso, y mientras ella tuvo que cambiar su domicilio” señalaron las sobrevivientes de feminicidio.

Una de las mujeres acompañantes, Carolina Ramírez Suárez refirió que las abogadas defensoras de Mónica ingresaron un recurso de apelación por la determinación del juez de control de Pacho Viejo, y al mismo tiempo solicitaron medidas de protección.

“Mónica no se puede ir a vivir a otro lado porque está en un rancho, varias familias dependen de la venta de quesos de cabra, de legumbres y verduras que 15 mujeres producen en Acajete. Ahora ya pasaron 10 días y las medidas de protección no llegan, ya se pusieron quejas en contra de los servidores públicos omisos, y en el Senado nos dijeron que pondrían el ojo en el Poder Judicial de Veracruz” expuso.

A las abogadas defensoras de Mónica, les avisaron que removieron al juez Gregorio Noriega a otro Distrito Judicial de Veracruz, sin embargo el Poder Judicial de Veracruz no lo ha hecho público, y el caso legal tampoco ha avanzado.

“No nos informan nada, no nos contactan, entonces es cómo si no pasara nada, la Fiscalía lo primero que tenía que hacer es solicitar las medidas de protección y el juez no debió dejar salir al agresor, pero el Juez dijo que Jorge no era una persona peligrosa, pero ellos no ven que Mónica está en riesgo” expuso.

Fuenteyfoto:AVC/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *