Proponen que ingreso mínimo vital de 3 mil 200 pesos se incluya en presupuesto

De ser aprobada la iniciativa, en 2022 se tendrían que destinar 15 mil 513 millones 600 mil pesos para otorgar el ingreso mínimo vital a 404 mil personas en condición de extrema pobreza

Los legisladores del PAN, Christian Von Roehrich, Diego Garrido y Ricardo Rubio, presentaron ante el pleno del Congreso de la Ciudad de México una iniciativa para reformar el artículo noveno de la constitución local para que el gobierno local otorgue un ingreso Mínimo Vital de 3 mil 200 pesos mensuales a 404 mil personas, que viven en condiciones de pobreza extrema en la Ciudad de México y este ingreso se incluya como parte del Presupuesto de Egresos de cada año en la Ciudad de México.

Aunque el artículo noveno de la Constitución de la Ciudad de México ya establece el derecho a un ingreso mínimo vital, la iniciativa propone que los recursos para garantizar este ingreso estén previstos “en el proyecto de presupuesto de egresos que presente de forma anual el Gobierno de la Ciudad de México al Congreso, en los términos de esta Constitución”.

De ser aprobada la iniciativa, en 2022 se tendrían que destinar 15 mil 513 millones 600 mil pesos para otorgar el ingreso mínimo vital a 404 mil personas en condición de extrema pobreza.

Von Roehrich argumentó que el objetivo central de la iniciativa es que el gobierno local cumpla con ese derecho constitucional “del derecho de todas las personas a un mínimo vital para asegurar una vida digna como parte de un sistema general de bienestar social, articulado, incluyente, participativo y transparente”.

Y expuso que en nuestro país “y particularmente en la Ciudad de México, los niveles de desigualdad, pobreza y vulnerabilidad en el ingreso de millones de hogares mexicanos los hacen particularmente susceptibles de ver afectado su bienestar inmediato y futuro por los efectos de la recesión económica y la pérdida de empleos”.

Por ello se necesitan políticas de carácter compensatorio y parcial “debido a la fragilidad de las condiciones de vida de aquellas personas que perderán sus fuentes de ingreso en los próximos meses, como consecuencia de la desaceleración económica generada por el Covid-19 y cuyos efectos negativos no solo serán inmediatos, sino que tendrán consecuencias de largo plazo en el bienestar de las personas y en los niveles de pobreza”.

La iniciativa fue enviada a comisiones, deberá ser analizada y dictaminada y después llevada al pleno para someterla a votación.

Fuente: Excelsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *