Aqui las NoticiasNacional

Álvarez Máynez abre la puerta a discutir con Beatriz Paredes una posible alianza después del tercer debate

El candidato presidencial de Movimiento Ciudadano, Jorge Álvarez Máynez, ha abierto este martes la puerta a la posibilidad de discutir una alianza con el resto de la oposición. Las condiciones que ha puesto, en una entrevista, es que el PRI ponga a Beatriz Paredes en la dirigencia, entonces tendría esa conversación con ella después del tercer debate, previsto para el próximo domingo. El aspirante naranja, tercero en las encuestas, había pedido como condición para negociar su declinación en favor de Xóchitl Gálvez la renuncia de Alejandro Alito Moreno y Marko Cortés, los presidentes del PRI y PAN, a las candidaturas plurinominales al Senado. Ese pedido obtuvo una oferta oficial este martes, cuando Moreno puso sobre la mesa su salida de la dirigencia del tricolor y a la candidatura. La respuesta del nominado de Movimiento Naranja ha dejado en el aire, sin embargo, la posibilidad de que la alianza lo encumbre a él, si llega a medir más en las encuestas que la candidata del frente Fuerza y Corazón por México.

“Le vamos a pedir que ponga el ejemplo, que por México renuncie, se haga a un lado. Le sugiero que ponga a Beatriz Paredes de dirigente, que es una persona respetable, que Beatriz encabece la lista al Senado y después del tercer debate con gusto platico con Beatriz Paredes, que es lo que procede para que México sea un mejor lugar”, ha dicho Álvarez Máynez este martes en entrevista con Azucena Uresti. “Después del debate, vemos con instrumentos de medición objetiva cómo los incorporamos a los buenos priistas, a él no”, ha agregado. La periodista le pregunta si la posibilidad de declinar en favor está descartada, y el candidato no lo niega. “Lo vemos, lo evaluamos con encuestas serias, pero que [Moreno] ponga el ejemplo, que de el primer paso”.

Después de días de idas y vueltas entre la alianza del PAN, PRI y PRD y Movimiento Ciudadano sobre una posible declinación, el presidente del partido tricolor finalmente lanzó su jugada. “Si antes del tercer debate, el próximo 19 de mayo, el candidato del partido Movimiento Ciudadano Jorge Álvarez Máynez declina en favor de Xóchitl Gálvez y destina todo su tiempo aire y de televisión para pedir el voto útil a favor de nuestra candidata, yo renunciaré a la dirigencia nacional del PRI y a mi candidatura al Senado de la República”. Y ha insistido con la necesidad de hacer todo lo posible por sobrepasar a la puntera en las encuestas, Claudia Sheinbaum. “A pocos días de la elección, ha quedado claro que el partido de Movimiento Ciudadano y su candidato Jorge Álvarez Máynez no tienen ninguna posibilidad de ganar la presidencia de México y que solo representan un espacio en la boleta electoral para dividir el boto de la oposición”.

“Están en la lona”, se ha burlado este martes Álvarez Máynez en la entrevista. “Es un grito de desesperación, aparte de la trampa y el engaño a lo que él recurre”. Las especulaciones sobre la declinación las trajo a colación Luis Donaldo Colosio, candidato del partido naranja al Senado. El lunes, también en entrevista con Uresti, barajó la posibilidad de que abandonara la contienda para unirse al resto de los partidos de la oposición. “Si [Álvarez Máynez] está interesado en esa construcción, sería una posibilidad. Si quiere continuar con esto hasta el final pues se lo habremos de respetar, yo también seré respetuoso con la decisión de todos los candidatos”.

No es la primera vez que presionan al candidato naranja con esta idea, pero sí la primera que le hacen una oferta concreta. Y lo hacen con cosas que él había pedido. Álvarez Máynez especulado en varias ocasiones con la idea de renunciar a la carrera presidencial si Alito Moreno dejaba su cargo. Sin embargo, una alianza de la formación naranja con lo que ellos consideran “la vieja política” sería un golpe en la mesa de las ideas que han defendido en los últimos años. “Con el PRI ni a la esquina”, han dicho hasta el hartazgo.

La fortaleza que ha ganado Álvarez Máynez posterior a los dos debates presidenciales ha robustecido sus aspiraciones. No lo suficiente para pasar a segundo lugar, como tanto ha celebrado el aspirante. Ninguna encuesta formal hasta ahora respalda esa idea. Pero a cinco días del último encuentro cara a cara, el candidato sabe que tiene allí una última oportunidad para rascar algunos votos. Por eso, sus nuevas condiciones, establecen la posibilidad del diálogo después del domingo. El aspirante publicó a media mañana de este martes un video en sus redes sociales, nuevamente burlándose de la oferta del presidente del PRI. “Les da muchísimo miedo de que vaya al debate, porque cada vez que voy al debate, crecemos”.

Fuente: El PAIS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *