¿Quién fue el zar antidrogas que “traicionó” al Estado para proteger a “El Señor de los Cielos”?

La detención de Salvador Cienfuegos Zepeda recordó el caso de otro militar, director del Instituto Nacional para el Combate a las Drogas con el expresidente Ernesto Zedillo.

Este jueves se dio a conocer que Salvador Cienfuegos Zepeda, quien fue titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto, fue detenido en el Aeropuerto de Los Ángeles, California, a petición de la Agencia Antidrogas (DEA).

Dicha detención hizo recordar el caso del general Jesús Gutiérrez Rebollo, quien fue designado como director del Instituto Nacional para el Combate a las Drogas (INCD) por el expresidente Ernesto Zedillo en 1996.

Reconocido por una actitud “intachable”, Gutiérrez Rebollo llegó a su cargo tras lograr importantes detenciones de “capos”. En 1995 capturó a “El Güero” Palma; meses después, aprehendió al narcotraficante colombiano Iván Taborda y, en 1996, a los hermanos Lupercio Serratos, testaferros de Amado Carrillo.

Sin embargo, a pocos meses de asumir su rol como zar antidrogas, una llamada anónima reveló que el general Gutiérrez Rebollo tenía nexos con Amado Carrillo, “El Señor de los Cielos“, quien estaba al mando del Cártel de Juárez. Esto lo convirtió en el oficial de mayor rango detenido por vínculos con el narcotráfico.

Se detalló que Amado Carrillo sobornó a Jesús Gutiérrez a cambio respaldar sus actividades y se habló de fotografías en las que ambos convivían con mucha familiaridad.

Por ello, Enrique Cervantes Aguirre, entonces secretario de la Defensa Nacional, acusó al general de traicionar al Estado y de proteger a uno de los principales jefes del narcotráfico.

Lea también: Por petición de la DEA, detiene EU al general Salvador Cienfuegos, exsecretario de Defensa de Peña Nieto

En 1997, Jesús Gutiérrez Rebollo fue encarcelado en la prisión federal de máxima seguridad conocida como el Altiplano. Fue sentenciado a 40 años de cárcel y al pago de una multa de 24 millones 716 mil pesos. Se abrieron 14 procesos en su contra.

El general tramitó un amparo contra la condena; sin embargo, murió por enfermedades degenerativas el 19 de diciembre de 2013, un día después de que un Tribunal falló a su favor para que cumpliera el resto de la condena en su domicilio.

Fuente: El Universal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *