Aqui las NoticiasTecnociencia

OMS reconoce adicción a los videojuegos como un problema para la salud

Actualmente, la industria de los videojuegos es uno de los medios de entretenimiento más exitosos.

En el 2018 el mercado consiguió ingresos por 48 mil millones de dólares, su rendimiento no fue solo ejemplarmente superior al de segmentos como el del cine, sin embargo, su nivel de popularidad y penetración a escala internacional también ha generado numerosas preocupaciones.

Una de las mayores preocupaciones tiene que ver con la salud,  A pesar de las objeciones de la misma industria y de los expertos en el tema, en diciembre de 2017 la Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo una propuesta radical. En un borrador para su Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Relacionados (IDC-11), nombró el “trastorno de videojuegos” como posible condición.

 En una publicación oficial, la OMS anunció que todas las naciones suscritas a la institución han acordado implementar los cambios para enero de 2022. Entonces, se reconocerá que los videojuegos generan una adicción similar a la del alcohol, las apuestas y la cannabis, tal  noticia ha provocado descontento entre las marcas de la industria.

Los videojuegos han protagonizado casos de preocupantes eventos, por ejemplo, El ataque terrorista de Christchurch estuvo presuntamente inspirado en títulos como Fortnite para su ejecución. Sagas como Grand Theft Auto han sido criticadas por su contenido altamente violento y sexual. Y no han faltado casos de personas que han perdido la vida tras intensas jornadas de entretenimiento.

El uso prolongado de videojuegos, ha provocado diversos efectos secundarios, entre los más comunes se cuentan trastornos musculoesqueléticos y obesidad (por la falta de actividad),  así como problemas de visión (por el brillo y cercanía a las pantallas). En casos específicos, también pueden llevar a severos episodios epilépticos.

En el entorno de la salud mental, que es el que principalmente aborda la OMS en su nueva IDC, la relación de los videojuegos con sus supuestos efectos es menos clara. Según la Organización, una adicción a esta forma de entretenimiento causaría “efectos negativos en el área personal, familiar, social, educacional u ocupacional”. 

También estudios de imagenología han mostrado un nexo entre la actividad y la gravedad de trastornos como la depresión.

Fuente: Merca2/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *