Modifican plan maestro; pistas en aeropuerto de Santa Lucía ya no serán simultáneas

La Secretaría de la Defensa Nacional modificó por segunda vez el plan maestro del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía, esto con fin de evitar complicaciones con el Cerro de Paula y acercó la pista sur a la pista central, impidiendo así que las tres pistas operen de manera simultánea, pues será compartida.

En el mes de abril, la Sedena informó que esa pista (04R-22L) sería usada por el Ejército y la Fuerza Aérea para evitar uno de los principales problemas detectados en la planeación, que es el ocasionado por el cerro, cuya elevación máxima es de dos mil 625 metros sobre el nivel del mar, y está ubicado a 8.5 kilómetros de distancia del polígono que se ocupará.

En su momento, la Secretaría de la Defensa Nacional indicó que “se estableció de común acuerdo entre las partes involucradas que dicha pista se considerara exclusivamente para uso militar”.

Pese a lo anterior, la dependencia difundió información complementaria en la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), fechada el 13 de mayo, en donde se menciona que esa pista tendrá ahora un uso civil y militar, y será la única que tenga operación visual, es decir, la que es empleada cuando existen condiciones meteorológicas adecuadas y el piloto tiene buena visibilidad.

Sobre las otras dos pistas (04L-22R y 04C-22C), al tener una separación de mil 650 metros, sí pueden tener operaciones simultáneas y funcionará con la modalidad de instrumentos, en donde las cuestiones climáticas, como neblina, no impiden el desempeño de los aviones que se apoyan en sistemas de radiofrecuencia.

En el apartado de propuesta de plan maestro actualizada, el documento incluye consideraciones hechas por los Servicios de Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano.

A pesar de que la Sedena cuenta con la asesoría del área de consultoría del grupo de Aeropuertos de París, en el documento no se hace mención de ella.

La primera modificación que la Sedena hace al anteproyecto elaborado por Grupo Rioboó, implica la reubicación de las instalaciones militares existentes y con ello una inversión adicional a 70 mil millones de pesos estimados para la construcción del aeropuerto.

Sobre esto, el ingeniero constructor y coordinador del proyecto, Gustavo Ricardo Vallejo Juárez, dijo el mes pasado que al recibir el diseño del aeropuerto, en el primer trimestre de este año, hicieron ajustes y optaron por privilegiar la seguridad operacional.

“Las instalaciones militares se van al sur, las mejores pistas, las de mayor uso deben estar lo más alejadas al aeropuerto de la Ciudad de México, son las más seguras. Por responsabilidad preferimos nosotros entregar las pistas norte y la central al mayor empleo de la aviación comercial y la sur para operaciones militares”, dijo.

Fuente xeu Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *