AMLO estuvo calladito como momia en fraudes electorales del 86 y 88, dice Ricardo Anaya

El panista acusó que López Obrador nunca ha sido demócrata y por eso interviene en el Poder Judicial.

Ricardo Anaya reprobó la presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador en los fraudes electorales de 1986 y 1988, pues expuso que “estaba en el PRI calladito como momia”, en un video de casi siete minutos publicado esta mañana en redes sociales. 

El ex candidato presidencial del PAN acentuó que López Obrador nunca ha sido demócrata y por eso interviene en el Poder Judicial e inventa una consulta popular que va a costar más que al avión presidencial.

“¿Sabes por qué a López Obrador no le gusta contar la historia completa de la transición a la democracia? Porque lo deja muy mal parado, lo desnuda como lo que realmente es. Hay dos momentos clave que explican ese gran cambio, son justos dos momentos e los que curiosamente no le gusta hablar a López Obrador: Chihuahua 86 y el fraude del 88”, cuestionó.

Respecto a las elecciones de Chihuahua en 1986, en las cuales de haberse respetado, habría llevado al gobierno estatal a Francisco Barrio, Anaya denominó ese suceso como un parteaguas en el país y destacó que el arquitecto de ese fraude electoral fue el entonces secretario de Gobernación (Segob), Manuel Bartlett.

“La gente ya estaba muy enojada con el gobierno, muy enojada con el PRI. En medio de ese malestar social se cometió un asqueroso fraude electoral en las elecciones para gobernador, literalmente le robaron la elección a Pancho Barrio y no porque lo diga yo, los intelectuales más importantes de esa época salieron a denunciar el fraude electoral, hasta un desplegado publicaron”, aseveró.

Ricardo Anaya dijo que dicho publicado lo firmaron Octavio PazEnrique KrauzeGabriel ZaidHéctor Aguilar Camín, lo mismo que Elena Poniatowska y Carlos Monsiváis, entre otros. Destacó que el reclamo no tenía ninguna relación con ser de derecha o izquierda, sino era una lucha para que hubiera democracia en México

“Era una lucha porque hubiera democracia en México. Luis H. Álvarez, siendo presidente municipal de Chihuahua por el PAN, inició una huelga de hambre en protesta contra el fraude y ¿quién viajó hasta Chihuahua a convencerlo de levantar la huelga de hambre? Un líder histórico de la izquierda mexicana, don Heberto Castillo. Lo que hay que recordar es que Chihuahua 86 fue un parteaguas porque se unieron todos los que creían en la democracia”, comentó.

Al cuestionarse quién fue el arquitecto del fraude electoral en esa entidad federativa, dijo que el entonces secretario de Gobernación (Segob), Manuel Bartlett, y que en ese momento López Obrador estaba en el PRI, “¿y dónde andaba López Obrador en ese momento? En el PRI, calladito como momia. Era un distinguido priista del estado de Tabasco”. 

En cuanto a las elecciones de 1988, cuestionó que el mandatario mexicano, pese a la caída del sistema y el fraude electoral, se quedó en el PRI durante la campaña del entonces candidato Carlos Salinas de Gortari.

“Durante la campaña presidencial de Carlos Salinas de Gortari, López Obrador se quedó en el PRI, no acompañó en la lucha ni al ingeniero Cárdenas ni a Heberto Castillo, ni a la izquierda de esa época”, enfatizó.

Reiteró que la democracia no nació hace dos años con la llegada de López Obrador, pues dijo que luchas como la del 86 y 88 en las que no participó ayudan a entender lo que pasó después, “la historia de la transición a la democracia no es la historia de un solo hombre, es la historia de un magnífico esfuerzo colectivo que hoy está bajo amenaza, está bajo amenaza porque López Obrador nunca ha sido un demócrata”. 

El mensaje de Ricardo Anaya deriva de una serie de videos que realizará sobre su libro El pasado, presente y futuro de México, en los que explicará su diagnóstico, propuestas de solución y un llamado a la acción de sus simpatizantes.

Fuente: Milenio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *