Ex funcionario Yunista de SEFIPLAN logra amparo, saldría en próximas horas de prisión.

**Bernardo Segura Molina, ex Subsecretario de Finanzas, está implicado en malversación de recursos públicos.

**Era la única medalla del Gobierno de Cuitláhuac García en cuanto al combate al saqueo del bienio Yunista 2017-2018.

**Ahora por una mala integración en el expediente por parte de la FGE, un juez federal lo dejará libre en las próximas horas.

**Y los demás implicados como Moreno Chazzarini, Adrián Viccón y Clementina Guerrero se siguen pitorreando de la Fiscal.

Xalapa, Ver. 23 julio 2020.- El proceso que emprendió la Fiscalía General del Estado (FGE) en contra de cuatro exfuncionarios de la Secretaría de Finanzas y Planeación (SEFIPLAN) en el Gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares sufrió un grave revés, luego de que uno de los implicados Bernardo Segura Molina, ex Subsecretario de Finanzas obtuvo un amparo de un juez federal. El exsubsecretario de Finanzas y Administración consiguió la protección de la justicia federal contra la medida cautelar de prisión preventiva dentro de la causa penal 318/2019 que se sigue en su contra, por lo que es inminente su salida del penal de Pacho Viejo, en Coatepec en las próximas horas. Hay que recordar que en octubre de 2019, un Juez de Control lo vinculó a proceso y le impuso la medida cautelar de prisión preventiva por un año, tras ser imputado de los delitos de ejercicio indebido del servicio público y abuso de autoridad. La causa penal 318 del 2019 es la primera emprendida por la actual fiscal general del Estado, Verónica Hernández Giadáns, en contra de funcionarios de la pasada administración 2017-2018 la cuál estuvo plagada de irregularidades así como el saqueo a las arcas públicas. En el caso están relacionados la extitular de Finanzas, Clementina Guerrero; el extesorero de la dependencia Adrián Viccón Basto, y el exsubdirector de operación financiera, Luis Francisco Virues. Cabe recordar que policías ministeriales detuvieron a Bernardo Segura Molina en la ciudad de Xalapa, cuando acudía a recoger a su hijo a la escuela. Tras concederle el amparo al ex funcionario, el Juez Federal ordenó al Juez de Control dejar insubsistente la audiencia de medida cautelar del 11 de octubre de 2019, así como la resolución que emitió en dicha diligencia, mediante la cual se impuso al imputado la prisión preventiva. Además, el Juez local debe citar a las partes a una nueva audiencia de medida cautelar, en la que subsane los vicios de motivación, aunque las partes ya no podrán expresar nuevos argumentos sobre el particular, sino que deberá resolver lo conducente sobre la base de los que ya fueron expuestos en la audiencia inicial. En marzo pasado, el Juez federal consideró que la prisión preventiva no se encuentra debidamente motivada conforme a las alegaciones, abriendo la posibilidad de que Bernardo Segura Molina continúe su proceso en libertad. Los términos de la suspensión se habían detenido por la pandemia de COVID-19, sin embargo, acaban de reanudarse, de ahí que debe causar ejecutoria la sentencia o bien la interposición del recurso de revisión en contra de la sentencia dictada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *