Mitad de garrafones en CDMX tienen materia fecal: estudio

Entre las diferentes presentaciones del embotellado, la de 20 litros es la más común en el consumo de los mexicanos.

El Instituto Politécnico Nacional (IPN) realizó un estudio en el que se descubrió que beber agua embotellada o de garrafón no sería algo tan bueno para la salud humana, pues el liquido proveniente de estos envases contendría bacterias y materia fecal.

Homero Martínez Salgado, investigador del Hospital Infantil de México, y del Cornell University, aseguró que la capital del país cuenta con dos mil pequeñas industrias de agua o embotelladoras que no brindarían la certeza a los usuarios de que se compra un producto seguro.

De acuerdo a esta investigación, el total de garrafones de agua que se consumen en la Ciudad de México tiene presencia de residuos fecales causantes de enfermedades graves que debilitan al sistema inmunológico.

La comercialización de estos envases no estaría cumpliendo con las normas mínimas de calidad e higiene, lo que supondría un verdadero riesgo para la salud de los mexicanos y sus familias.

“Es un problema grave porque se estima que alrededor de 50 por ciento del agua que se compra de rellenadoras tiene presencia de bacterias coliformes combinadas con materia fecal que, en medio de la epidemia de Covid-19, puede debilitar el sistema inmunológico, provocar diarreas”, mencionó el experto.

Debido a la contingencia sanitaria, médicos y profesionales de la salud recomiendan a la población mantenerse hidratada con un mínimo de 8 vasos de agua al día, sin embargo las personas deben asegurarse de que esta sea de una buena procedencia y no suponga un peligro para ellas.

“Se encontró que 30 por ciento fueron positivos a microbacterias no tuberculosas, 41 por ciento excede el máximo de bacterias aeróbicas mesólas y 41.4 por ciento de las puricadoras analizadas no cumplió con los estándares sociales mexicanos establecidos” detalló la investigación.

Entre las diferentes presentaciones del embotellado, la de 20 litros es la más común en el consumo de los mexicanos, y según los datos obtenidos, las personas recurren a tomar este tipo de agua porque creen que es más segura, limpia y garantiza un buen tratamiento del líquido.

“Es una creencia común entre las personas que el agua embotellada está libre de impurezas como iones inorgánicos, metales pesados, compuestos orgánicos y bacterias, que consideran más seguras que el agua del grifo. Sin embargo, varios estudios han documentado la detección de bacterias aeróbicas y coliformes en agua embotellada en recuentos que exceden los límites nacionales e internacionales permitidos para el agua potable de consumo humano” se explicó.

Con información del Sol de México

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *