Echan abajo “ley bozal” para diputados; retiran iniciativa

En el que se impedía el uso de la voz a legisladores que, durante la discusión de algún asunto, difamaran, calumniaran u ofendieran a alguno de sus homólogos

XALAPA, Ver.- Debido a la polémica que se generó y ante la inconformidad de los legisladores de las diferentes bancadas, la diputada de Morena, Cristina Alarcón Gutiérrez, retiró su iniciativa para modificar el reglamento interno del poder Legislativo en el que se impedía el uso de la voz a legisladores que, durante la discusión de algún asunto, difamaran, calumniaran u ofendieran a alguno de sus homólogos.

A través de un documento dirigido a la presidenta de la Comisión Permanente de Gobernación, Adriana Paola Linares Capitanachi, la diputada solicitó retirar la iniciativa que presentó en tribuna el pasado lunes.

Me dirijo a usted para solicitar el retiro de la propuesta en los términos presentados. Mi intención nunca fue la de callar las voces de mis compañeras y compañeros diputados, sino propiciar que en el Congreso se tengan debates serios, con argumentos sustentados en datos veraces

expuso en el documento.

La iniciativa fue rechazada por diputados de las diferentes bancadas, incluidos algunos de Morena, quienes consideraron que la propuesta de la legisladora violaba el derecho a la libertad de expresión.

En la propuesta, que incluso fue llamada Ley Mordaza o Ley Bozal, se planteaba que el legislador que incurriera en una difamación debía disculparse en caso de ser llamado al orden por el presidente de la Mesa Directiva o el de la Permanente.

Sin embargo, en caso de no atender el requerimiento, las expresiones debían ser insertadas íntegramente en acta circunstanciada de hechos y ya no se le concedería el uso de la palabra, en ninguna circunstancia, por el resto de la discusión del asunto objeto de debate.

En la iniciativa, además, se buscaba reformar la fracción IV del artículo 20 de dicho reglamento para que se pudiera reclamar el orden no solamente cuando se profieran ofensas contra personas, sino además cuando éstas sean dirigidas a instituciones.

Asimismo, se pedía modificar la fracción quinta Bis del artículo 8 para que cuando un diputado o grupo legislativo solicitara adherirse a algún exhorto emitido por otro de los integrantes del pleno, esta adhesión se incluya tal como sucede con las iniciativas.

También proponía cambiar la fracción octava del mismo artículo, para que se establezca un plazo de al menos 24 horas para que los diputados que solicitaran que se incluyera en el orden del día, los asuntos a desahogar en alguna sesión lo hicieran ante la Junta de Trabajos Legislativos.

Fuente: Itzel Molina | Diario de Xalapa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *