Artritis podría ser tratada con el veneno del escorpión ¡increíble!

Científicos han descubierto que uns sustancia encontrada en el veneno del escorpión podría tratar la artritis sin provocar efectos secundarios.

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica que viven al menos 10 mil personas en todo el mundo, y un estudio realizado en Estados Unidos en el Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson de Seattle, han encontrado una proteína en el veneno del escorpión que podría aliviar los dolores sin causar efectos secundarios.

Artritis podría ser tratada con veneno de escorpión

Por años, los esteroides han sido utilizados para calmar los dolores en las articulaciones que son afectadas por la artritis reumatoide; sin embargo, estos provocan efectos secundarios que dañan aún más la salud de las víctimas de esta enfermedad autoinmune.

Ante esta situación, un descubrimiento científico respecto a una proteína del veneno del escorpión, da esperanza para un mejor tratamiento, pues, esta se acumula en el cartílago de la articulación afectada, aliviando el dolor.

¿Qué dicen los científicos sobre el escorpión?

El científico que encabeza el estudio de veneno del escorpión en el Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson, Jim Olson, declaró: “Para las personas con artritis, los efectos secundarios del control de la enfermedad pueden ser tan malos o peores que la enfermedad misma, ya que los esteroides van a todas las partes del cuerpo, no solo adonde se necesitan”.

Sin embargo, aclaró que, pese a que, es “una prueba de concepto prometedora”, pasarán mucho tiempo, antes de poder aplicar la medicina de las personas que sufren artritis reumatoide.

¿cómo dieron con la proteína del escorpión?

Los científicos del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson, realizaban experimentos con péptidos derivados de arañas y escorpiones en ratones, cuando, notaron que, la proteína encontrada en el veneno del escorpión se acumulaba en las articulaciones; por lo que, en ese momento, notaron que, sería una gran opción para tratar la artritis reumatoide.

El investigador Jim Olson y su equipo, continúan estudiando la proteína y hasta el momento la han logrado vincular con el acetónido de triamcinolona, un esteroide que, trata la inflamación y no tiene efectos secundarios; por lo que, podría convertirse en la opción para el tratamiento de la enfermedad crónica.

Jim Olson, concluyó: “Realmente este estudio científico muestra el valor de jugar científicamente y hacer las cosas por el puro placer de aprender”.

Además, agregó: “nunca sabes a dónde te llevará. Si pudiéramos aliviar la artritis a millones de personas con muy pocos efectos secundarios, sería una muy buena inversión de nuestro tiempo”.

Con información La República.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *