Perdieron a su papá en incendio y su madre los dejó


Kimy de nueve años recuerda a su papá quien murió en el hospital después de sufrir quemaduras en su cuerpo durante la explosión de un ducto el 18 de enero de 2019 en un predio de Tlahuelilpan, Hidalgo.

Con una fotografía familiar en la mano, la menor recuerda que su padre les “compraba cosas, nos hacía reír, todos los martes que descansaba nos llevaba a comer pizza”.

Sin embargo, para ella y sus dos hermanos la tragedia agravó después del día de la explosión, ya que su mamá también se apartó de ellos: “Pues mi mamá como que ya desde que pasó lo de mi papá se alejó de nosotros, y de vez en cuando viene, pero no muchas veces, de vez en cuando. Pues nada más me quedo así, como que no la entiendo”.

Kimy vive sus abuelos, quienes se han hecho responsables los últimos meses, lo cual no ha sido fácil:

“Teníamos mi casita, vivíamos con mi papito y mi mamita, pero mi papito se murió y ya no estamos en mi casita, ya estamos con mi abuelita; aquí con mi abuelita me siento muy feliz, porque nos da todo lo que queremos y aunque no tenga dinero ve cómo para que estemos feliz”, asevera la niña.

Mientras que su abuelita vive con la esperanza de que su hija regresar a Tlahuelilpan y logre enfrentar junto a sus hijos la pérdida de su esposo.

Fuente y foto: Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *