Glaciares de Suiza se derriten a velocidad récord; perdieron 6% de su volumen total

Suiza ha perdido 3 kilómetros cúbicos de hielo y no es posible detener este proceso a corto plazo, informó el jefe de Monitoreo de Glaciares de ese país.

Los glaciares de Suiza perdieron 6% de su volumen total este año debido a un invierno seco y las sucesivas olas de calor veraniego, con lo cual «pulverizaron» en 2022 los récords de deshielo, según un informe divulgado el miércoles.

El estudio de la Comisión Criosférica (CC) de la Academia Suiza de las Ciencias, evidenció la magnitud de la pérdida de los glaciares, que solo se va a agravar en el futuro.

«El 2022 fue un año desastroso para los glaciares suizos: todos los récords deshielo fueron pulverizados», dijo la CC, según la cual una pérdida de 2% en 12 meses era considerada previamente como «extrema».

Tres kilómetros cúbicos de hielo se han derretido, según el informe.

«No es posible detener el deshielo a corto plazo», afirmó el profesor de glaciología Matthias Huss, jefe de Monitoreo de Glaciares en Suiza, que documenta los cambios de largo plazo de los glaciares en los Alpes y es coordinado por la CC.

Si se reducen las emisiones de dióxido de carbono y se protege el clima, «se podría salvar un tercio del volumen total en Suiza en el mejor de los casos», declaró a AFP.

Por otro lado, el país «habrá perdido todo para finales del siglo».

Polvo del Sahara afecta glaciares en Suiza

Al comienzo del año, la cobertura de nieve en los Alpes fue excepcionalmente leve, y luego un gran volumen de polvo de arena llegó del desierto de Sahara entre marzo y mayo y se asentó en la superficie.

La nieve contaminada ahora absorbe más calor y se derrite más rápidamente, privando a los glaciares de su capa protectora para comienzos del verano europeo.

El calor constante entre mayo e inicios de septiembre arrasó el hielo glacial.

Para mediados de septiembre, la otrora espesa capa de hielo que cubría el paso entre los glaciares Scex Rouge y Tsanfleuron estaba completamente derretida, dejando expuestas rocas que estaban cubiertas de hielo al menos desde la era romana.

A inicios de julio, el colapso de un sector del glaciar Marmolada, el más grande de los Alpes italianos, dejó 11 muertos y evidenció la gravedad de la situación.

Según un informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático publicado en febrero, el derretimiento del hielo y la nieve es una de las 10 amenazas del cambio climático.

Pequeños glaciares de Suiza desaparecen

«La pérdida fue especialmente dramática para los glaciares pequeños», según la CC.

Los glaciares Pizol, Vadret dal Corvatsch y Schwarzbachfirn «prácticamente han desaparecido, las mediciones fueron descontinuadas», señaló la comisión.

En las regiones Engadine y sur de Valais, ambas en el sur, «desapareció una capa de hielo de cuatro a seis metros de grosor a 3 mil metros sobre el nivel del mar», indica el reporte. 

También se registraron pérdidas importantes incluso en los puntos de medición más altos, como la montaña Jungfraujoch, de casi 3 mil 500 metros.

«Las observaciones revelan que muchos glaciares se están desintegrando y que se asoman pedazos de roca entre el delgado hielo en medio de los glaciares. Estos procesos están acelerando el declive», indica el informe.

«La tendencia revela la importancia de los glaciares para el abastecimiento de agua y energía en los años cálidos y secos», agrega el documento, un tema relevante dado que 60% de la electricidad en Suiza proviene de fuentes hídricas.

El agua de los glaciares derretidos en julio y agosto de este año habría aportado suficiente agua para llenar completamente todos los reservorios de los Alpes suizos.

Pero Huss dijo que si el país vuelve a tener las condiciones meteorológicas de 2022 en 50 años, «el impacto sería mucho más fuerte, porque en 50 años esperamos que casi todos los glaciares hayan desaparecido y por lo tanto no aportarían agua para un verano cálido y seco».

Deshielo de glaciares suizos deja al descubierto cuerpos enterrados

El deshielo de los glaciares también tuvo consecuencias inesperadas.

Los excursionistas a menudo enfrentan hallazgos macabros cuando se topan con cuerpos liberados del hielo que los tuvo encerrados durante décadas o incluso siglos.

Para los arqueólogos puede ser un aliciente, porque de repente tienen acceso a objetos con miles de años de antigüedad.

Entre tanto, el deshielo de un glaciar entre Italia y Suiza ha modificado la frontera que discurría a lo largo de la divisoria de aguas, forzando largas negociaciones diplomáticas.

Fuente: Excelsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *