Vitrinas empolvadas y restaurantes sin comensales

Cortinas metálicas abajo, anuncios de venta o renta colocados al frente de las fachadas de locales comerciales y vitrinas vacías con cristales empolvados es el panorama que se observa en varias calles de la ciudad de Veracruz, herencia de la pandemia de Covid-19 que desde marzo del 2020 no da tregua.

Representantes de cámaras empresariales coinciden sobre la crisis que ha causado la emergencia sanitaria, que en los primeros meses obligó al cierre de actividades no esenciales para reducir el riesgo de contagio

El vicepresidente mencionó que las cocinas no formales “pegaron” un 60 por ciento en las zona que comprende las Altas Montañas, “Ahí sería difícil decir cuántas, pues no se lleva un control, como empresas nos pega bastante, nos obliga a poner estrategias y fortalecernos como gremio, hay mucha competencia, nosotros no somos ajenos al emprendimiento pero los invitamos a que se formalicen”.

Castañeda Roldán vislumbró un año sombrío, pues también nuevos conceptos de comida como el servicio a domicilio y otros aspectos están siendo competencia desleal para los ya establecidos que aunque no son nuevos están surgiendo nuevamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *